Cómo realizar una limpieza de cutis profunda

Cómo conseguir una piel más joven
8 octubre, 2021
regalos navidad de belleza
Tratamientos de belleza para regalar esta Navidad
2 diciembre, 2021

Cómo realizar una limpieza de cutis profunda

limpieza facial

La limpieza de cutis es necesaria realizarla cada cierto tiempo para tener una piel en perfectas condiciones. Así, es muy importante que seamos conscientes de que nuestra dermis, a lo largo del día, sufre los estragos de la contaminación ambiental, el estrés, tabaco, maquillaje o el paso de los años, entre otros factores.

Con una rutina de higiene facial será más fácil de tener un rostro más sano y luminoso. De lo contrario, nuestra piel se irá deteriorando, ensuciando y, por tanto, se estropeará y empezarán a salir los primeros signos del empeoramiento de nuestra piel.

Tener un cutis saludable es factible si realizas una limpieza facial diaria. No obstante, seguir una rutina que incluya cremas y tónicos no es suficiente. Lo ideal es hacer periódicamente una limpieza en profundidad a manos de un profesional. Con una vez al mes lograrás tener unos estupendos resultados en tu piel.

En Estética Teresa Muñoz, podrás pedir cita para realizar una limpieza facial profesional. Con este tratamiento conseguirás mejores resultados y no tendrás que gastarte tanto dinero en otros productos que pueden perjudicar más tu piel. ¡Estaremos encantadas de poder ayudarte!

Cómo hacer una limpieza facial profesional

Sin más dilación, queremos explicarte en qué consiste el tratamiento de limpieza facial para tener una piel limpia y sana, ¡empezamos!

Limpieza de la piel

Antes de empezar, lo primero que se hace es realizar una limpieza de la piel con una loción especial que ayuda a eliminar la grasa y las impurezas de la piel. Este producto se aplica por toda la cara, masajeando con movimientos circulares. Los restos de la crema o loción se retiran con una gasa. Algunos productos que son buenos para hacer una limpieza de cutis son el aloe vera y el té verde.

Abertura de los poros

Para hacer una correcta limpieza facial, ha que limpiar en profundidad los poros de nuestra cara. Por lo general, los poros se abren con vapor de agua o de ozono, ya que ayuda suavizar la piel y, por tanto, facilitará la extracción de los puntos negros, espinillas e impurezas. De esta manera, conseguiremos limpiar nuestra piel para evitar que genere más suciedad.

Exfoliación

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas de nuestra capa más superficial de la piel. Así, será más fácil quitar las espinillas, puntos negros o granos, entre otros. Dependiendo del tipo de nuestra piel, será mejor utilizar unos productos u otros para la exfoliación. La técnica consiste en realizar pequeños movimientos circulares para abrir los poros.

Extracción de puntos negros

Los puntos negros se extraen uno a uno haciendo presión sobre ellos para que puedan salir. Los procesos anteriores ayudan a que este se ponga más blando y salga mejor. No obstante, hay algunas zonas de nuestra cara que su extracción es más delicada, aunque con este método conseguirás, casi por completo,  tener una piel libre de imperfecciones. Los restos se van retirando con una pequeña gasa o algodón humedecido con una loción antiséptica. La primera zona a realizar será la nariz, seguido de la barbilla, frente y la zona de los pómulos.

Mascarilla calmante

Una vez terminado el proceso anterior, se aplica una mascarilla hidratante durante unos minutos para calmar nuestra piel. De esta forma, también ayudaremos a disminuir el enrojecimiento causado por la eliminación de puntos negros e imperfecciones. Pasado el tiempo estimo, se retira con agua tibia y una gasa. Mientras la mascarilla esté actuando se puede realizar un drenaje linfático por el rostro para bajar la hinchazón.

Beneficios de la limpieza de cutis

Después de realizar una limpieza de cutis profesional conseguirás tener una piel más sana al mismo tiempo que lisa y tersa. El cambio lo notarás de inmediato, pasarás de tener un rostro apagado graso o reseco, a tenerlo suave, brillante y saludable.

Los beneficios de hacer regularmente una limpieza facial profunda por un profesional son:

  • Piel más suave.
  • Mejora la luminosidad de nuestro rostro.
  • Regula el pH de la piel.
  • Elimina las impurezas y células muertas que se acumulan.
  • Regula la producción de grasa.
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Renueva la piel.

Recuerda que una limpieza facial en casa no sustituye una higiene facial profesional. La frecuencia en la que tendrás que realizar este tipo de tratamiento, dependerá de tu tipo de piel, así como de tus hábitos y estilo de vida. Si no puedes hacerlo una vez al mes, puedes empezar haciéndolo una vez con cada cambio de estación. ¡Ya no tienes excusas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 10 =